EMail  Contraseña 
Compartir este contenido:

Acción antibiótica y antiviral
Formatos:
100gr. aprox 4,00 €   3x100gr. aprox 11,25 €   5x100gr. aprox 17,50 €  

Disponibilidad: DISPONIBLE
Es muy recomendable contra los hongos y la micosis.

Con un agradable aroma natural a cacao gracias a sus aceites 100% naturales.
Indicado para el cuidado de pieles normales y maduras. Apto para su uso diario.
Si te decides por 3 o 5 unidades puedes elegirlos diferentes, en los comentarios de tu pedido indica cuales quieres y sus cantidades, eso si, siempre del mismo precio.

Composición

Jabones fabricados exclusivamente con aceites vegetales y pigmentos naturales. Saponificados en frio, mediante un proceso artesanal transmitido de generación en generación. Los aceites naturales proporcionan tonicidad, protección suavidad y juventud gracias a la acción reestructurante del aceite.

Ingredientes

Sodium palmate, aqua, sodium cocoate, sodium olivate, glycerin, parfum, cera alba, propolis extract, curcuma longa root powder, geraniol, linalool, alfa-isomethyl lonone, CI19140, CI14720, CI42045, EDTA, BHT.

Propiedades

El jabón de Propóleo es muy recomendable contra los hongos y la micosis, estando muy indicado en personas postradas muchas horas en cama, a las que se les forman llagas, ulceras y heridas. También se recomienda para aclarar manchas de la piel y prevenir estrías. Se observan mejorías cuando se aplica propóleo en casos de psoriasis o acné.

Jabón realizado con glicerinas vegetales. Limpia en profundidad la piel, produciendo una abundante y cremosa espuma.

Contra hongos y micosis. Indicado en personas postradas muchas horas en cama, a las que se les forman llagas, ulceras y heridas. Aclarar manchas de la piel y previene estrías. Se observan mejorías cuando se aplica propóleo en casos de psoriasis o acné.

Propiedades: antibióticas, antivirales, anti-inflamatorias, anti-alérgicas, cicatrizantes y analgésicas.
Perfume: Composición de aroma de aceites vegetales 100% naturales.
Aroma a dulce a miel.

Precauciones

Producto para la higiene personal.
Mantenlo fuera del alcance de los niños para evitar ser ingerido.
Evita el contacto directo con los ojos.