EMail  Contraseña 
Compartir este contenido:

Aceite de Jojoba, para el tratamiento de pieles grasas
Formatos:
30 ml 10,00 €   60 ml 16,00 €   150 ml 31,20 €   500 ml 78,00 €   1000 ml 132,60 €  

Disponibilidad: DISPONIBLE
Aceite Vegetal de Jojoba Aceite portador y facial
Envases de vidrio reciclable con tapón obturador en todos los tamaños.

El Aceite de Jojoba es de textura muy liviana, regulador seborreico, protector, regenerador y revitalizante cutáneo. Para pieles grasas, mixtas o normales.

El aceite de jojoba penetra y disuelve los depósitos de grasa cutánea, regula la secreción sebácea excesiva de la piel y del cabello, estimulando así el crecimiento rico y abundante del cabello.

Al penetrar fácil y profundamente, el Aceite de Jojoba suaviza y protege la piel eficazmente. Como humectante de la piel, regula el paso de agua del interior hacia el exterior y viceversa, por lo que ayuda a prevenir las arrugas, otorgando tersura.

Composición

Aceite Vegetal 100% puro de Jojoba

Ingredientes

Simmons dia chinensis Oil Oil

Propiedades

Las propiedades del aceite de Jojoba

El compuesto activo más significativo del Aceite de Jojoba es la ceramida. Las ceramidas son unas sustancias que recubren las células de la epidermis regulando su hidratación. Las ceramidas del aceite de jojoba son muy similares a las de la piel ejerciendo una profunda hidratación y reestructurando el equilibrio graso de la piel.

La vitamina E, elimina los radicales libres de la piel que son responsables del envejecimiento prematuro. El ácido linoléico actúa como regenerador de las células de la piel.

El Aceite de Jojoba está indicado para los problemas de la piel tanto por sequedad extrema como por desequilibrios de sebo.

El Aceite de Jojoba es una cera que actúa directamente contra el envejecimiento, hidrata las pieles secas, nutre el cabello y evita la acumulación del sebo. La aplicación habitual del aceite de jojoba facilita los procesos de regeneración celular y aumenta tanto la elasticidad como la suavidad y firmeza de la piel.

Este aceite es un excelente hidratante facial. Aplicado por la noche, tras limpiar el cutis, mantiene la piel hidratada durante toda la noche. Aumenta la elasticidad de la piel y previene la aparición y crecimiento de las estrías, por lo que es muy adecuado durante el embarazo.

En cutis secos deja la piel suave y humedecida. En personas con pieles grasas y problemas de espinillas, regula la secreción de sebo.

Se utiliza como desmaquillante, aplica con un algodón, eliminando restos de suciedad y de paso, nutre la piel.

Su alto contenido en ceramidas y en vitamina E actúa como antioxidante y protege a la piel de los radicales libres.

El aceite de jojoba regula el flujo seborreico de la piel y por sus propiedades antibacterianas destruye a las bacterias Propionibacterium acnes, causan de la inflamación. Es muy adecuado para aquellas personas aquejadas de ACNÉ.

En tratamientos anti-arrugas actúa en la prevención de las arrugas y se considera uno de los factores anti-envejecimiento más activo que hay.

Indicado para niños y bebés por sus propiedades nutritivas, calmantes e hidratantes, el aceite de jojoba resulta ideal para los niños y los bebés.

En tratamiento de quemaduras leves y otros problemas de piel como la psoriasis, eczemas es muy recomendable.

Entre sus propiedades se encuentra el ácido mirístico, un ácido graso con efectos anti-inflamatorios que puede ayudar a mejorar los problemas de artritis y reumatismo.

El ácido linoléico del Aceite de Jojoba, regenera las células, y las proteínas queratínicas que ayudan en la nutrición del cuero cabelludo, lo fortalece y mantiene pelo sano.

Para pérdida de cabellos, cabellos grasos o cabellos secos y dañados, el aceite de jojoba equilibra los niveles de pH del cuero cabelludo, ayudándonos a revitalizar y fortalecer el cabello.

En cabellos frágiles y quebradizos, ayuda a fortalecer el folículo, se puede reutilizar una y otra vez sin el peligro de productos químicos agresivos que irritan y dañan el cuero cabelludo.

El Aceite de Jojoba antes de afeitar suaviza la piel y facilita el afeitado. Aplicado después del afeitado suaviza y calma la piel al proporcionar un efecto de enfriamiento excelente. El aceite de jojoba es recomendado para personas con piel sensible, especialmente después del afeitado.

Ayuda a que los labios secos se sientan suaves y tiernos. Sólo hay que poner unas gotas en el dedo y expandir alrededor de los labios. También le da un brillo natural, lo que hace que los labios se vean sanos y sexys.

Forma de uso

Solo para uso externo. Aplicación directa sobre la piel.

Poner unas gotitas sobre las yemas de los dedos y aplicarlo sobre el rostro con un movimiento suave, del centro de la cara hacia los lados con una suave parábola hacia arriba. Trata de seguir los rasgos faciales. En la zona del mentón, aplicar de la punta de la barbilla hacia el cuello con movimientos descendentes. En la frente, aplicarlo desde las cejas hacia los extremos de forma ascendente.

Después de la ducha con la piel aún húmeda, aplicar el aceite, para secar con la toalla dando golpecitos, sin arrastrar el aceite.

Uso facial
Limpiar la cara con un jabón suave y agua, secar con una toalla. Ponga unas gotas de aceite vegetal. Masajear con los dedos hasta su total absorción, su penetración es profunda en el tejido dérmico y el cutis.

Tratamiento anti-acné
Aplicar en las glándulas sebáceas, para inhibir el crecimiento de bacterias nocivas.

Acción anti-arrugas Utilice el aceite de jojoba en la cara en las líneas finas y arrugas. Masajear con los dedos con movimientos circulares, hasta su total absorción.

Cabello castigado o graso
Después del lavado de cabello, aplica aceite de jojoba con un masaje en el cabello húmedo. Envuelve el pelo con un gorro de baño o toalla y déjalo que actúe durante 20 minutos, después lavar con un champú suave y natural.

Cabello apagado y marchito
Mezcla 60 ml. de aceite de jojoba con 20 gotas de aceite esencial de ylang ylang y aplicar el preparado sobre el cuero cabelludo y cabello. Dejad actuar mínimo una hora antes del lavado. Después del lavado de cabello, aplica nuevamente con un masaje en el cabello húmedo. Envuelve el pelo con un gorro de baño o toalla y déjalo que actúe durante 20 minutos, después volver a lavar con un champú suave y natural.

Precauciones

Uso tópico.
Evita el contacto directo con los ojos.
Mantener fuera del alcance de niños.
No usar en caso de alergia. Comprobar reacción antes de utilizarlo.
Mantener alejado del calor y la luz del sol.
Ante cualquier duda de uso consultar a un especialista.
Mantener bien cerrado el envase tras su uso.