EMail  Contraseña 
Compartir este contenido:

Aceite de Coco y Almendras, hidrata y suaviza la piel
Formatos:
60 ml 7,50 €   150 ml 14,00 €  

Disponibilidad: DISPONIBLE
Aceite Vegetal de Coco y Almendras Aceite portador y facial
Envases de vidrio reciclable con tapón obturador en todos los tamaños.

El Aceite de Coco y Almendras esta formulado al 50% de cada Aceite Vegetal. La perfecta combinación del Aceite de Coco con el Aceite de Almendras da como resultado un aceite ligero, muy nutritivo y calmante.

El Aceite de Coco es rico en ácidos grasos y es un buen anti-bactericida. Contiene activos eutróficos, que mejoran el contenido lípido cutáneo y penetra fácilmente en la piel.

El Aceite de Almendras mejora la apariencia y el estado general de la piel, deshidratación o descamación. Es un aceite rico en vitaminas A, B y E., proteínas, sales minerales y ácidos grasos resultando, apto para todo tipo de piel, especialmente para las más sensibles y secas.

Composición

Aceite de Coco puro y Aceite de Almendras puro prensado en frio.

Ingredientes

*Prunus amygdalus Oil, **Coconut Oil.

*Aceite 100% natural.
**Aceite certificado por Ecocert (Organic Certification Organization)

Propiedades

Las propiedades del aceite de Coco y Almendras

Componentes principales: Ácidos grasos saturados (palmítico, esteárico), Ácidos grasos Los principales principios activos del aceite de coco son los ácidos lípidos saturados, ácido laurico, ácido caprílico y ácido mirístico. Vitaminas B y E.

Los principales principios activos presentes en el aceite de almendras son:
Proteínas, mucílago, enzima (emulsina), esteroles: (sitosterol, citrostadienol), vitaminas, Minerales esenciales: zinc, hierro, calcio, magnesio, fósforo y potasio y proteínas y ácidos grasos beneficiosos

El aceite de coco y almendras naturales es un excelente humectante para la piel. Se puede usar sobre todo el cuerpo, y es muy bueno para la piel seca y para las personas con alergias, eczema y urticaria.

El Aceite de coco y almendras desinflama y calma las irritaciones cutáneas, hidrata y suaviza todo tipo de pieles.

Previene las arrugas y las estrías. Debido al alto contenido del aceite de coco en vitamina E y antioxidantes el aceite de coco ayuda en la prevención del envejecimiento prematuro de la piel, por lo que siempre conviene aplicar un poco en aquellas zonas de nuestro cuerpo en las que comienzan a salir las primeras arrugas.

El aceite de coco funciona de maravilla para limpiar la piel por la noche, después de que durante el día se acumule la suciedad por efecto de la contaminación. Proteger y mejorar la flora natural de la piel.
Tiene características muy adecuadas para realizar masajes, tanto por su propiedad anti-inflamatoria como por su efecto hidratante.

Cabello nutrido y brillante

La sinergia del aceite de coco y almendras está lleno de ácidos grasos ideales para la hidratación, convirtiéndose en un gran remedio natural cuando se trata de combatir la resequedad en nuestro cuerpo.

El tratamiento capilar con el aceite de coco y almendras dulce repara las puntas abiertas y fortalece los cabellos. Para tratamiento del cabello seco y opaco. Aporta brillo y suavidad.

Sus componentes en ácidos grasos y antioxidantes, son excelentes para mejorar la estructura molecular de tu cuero cabelludo.

El aceite de coco y almendras acondiciona e hidrata nuestro pelo. Su estructura molecular hace que penetre fácilmente en el cabello. Trata el cuero cabelludo seco o como la dermatitis seborréica que causa escamas que producen picor. Su uso frecuente ayuda a prevenir la sequedad y las puntas abiertas y maltratadas. Reduce la pérdida de proteínas en el cabello dañado y sin daños.

Protección del cabello y reducción de pelo quebradizo. Los cabellos dañados son causa en parte por la inflamación continua y la reducción de las fibras del cabello debido a la retención de agua y de la absorción. El aceite de coco y almendras es capaz de proteger el cabello de posibles daños.

Para niños y bebés. Protege y nutre. Al ser altamente hidratante y con sus propiedades anti bacterianas y de protección de la piel, lo que lo convierte en un aceite ideal para una piel tan delicada como la de los bebés.

Personas mayores. Las personas por el paso de la edad, pierden elasticidad y humedad en la piel de sus manos. El aceite de coco y almendras actúa como regenerador de la piel, devolviéndoles la tersura perdida debido a su acción antioxidante.

Forma de uso

Solo para uso externo. Aplicación directa sobre la piel.

Limpieza del rostro
Realizarla por la noche, Aplicar en la piel mediante un suave masaje con movimientos suaves y hacia arriba. Comienza en la barbilla y continúa a lo largo del rostro. Masajea alrededor de tus ojos con movimientos circulares. Practica movimientos ascendentes en la frente y retíralo suavemente con una toallita húmeda. El coco es anti-bacterial y anti-microbiano, así que es perfecto para proteger y mejorar la flora natural de la piel.

Para el cuerpo
El aceite de coco y almendras se puede usar directamente sobre la piel como aceite corporal o como humectante facial.

Mascarilla capilar
Aplicar el aceite de coco y almendras antes del primer lavado de champú. Espárcelo por todo el cabello y masajea el cuero cabelludo durante dos a tres minutos. Déjalo por 10 o 15 minutos. Luego enjuaga tu cabello y procede a lavar tu cabello como de costumbre.

Fortalecer el cabello
Aplica aceite de coco y almendras con un masaje en el cabello húmedo. Envuelve el pelo con un gorro de baño o toalla y déjalo que actúe durante 20 minutos, después lavar con champú suave y natural.

Protector solar
El aceite de coco y almendras protege contra de radicales libres, lo cual provee una protección extra. Aplicar en rostro, cuerpo y pelo con suaves masajes hasta su total penetración.

Para suavizar zonas ásperas
Talones, codos y rodillas. Aplica unas gotas de aceite de coco y almendras.

Precauciones

No utilizarlo para tratamientos internos sin consultar a un especialista.
Cuidado con los ojos.
Mantener fuera del alcance de niños.
No usar en caso de alergia a alguno de sus componentes. Comprobar reacción antes de utilizarlo.
Mantener alejado del calor y la luz del sol.