EMail  Contraseña 
Compartir este contenido:

Calmante, sedante y antiespasmódico. Tamaños de 17 y 30 ml. con cuenta gotas. Tamaño 60 ml. con obturador goteador.
Formatos:
17 ml 10,75 €   30 ml 17,10 €   60 ml 30,75 €  

Disponibilidad: DISPONIBLE
La Lavanda es una planta perenne mediterránea, que requiere mucho sol y de un aroma muy característico, habría primero que distinguir los tres tipos de Lavanda que podéis encontrar en nuestra web, a saber:
Lavanda (Lavandula officinalis) Lavanda Extra o Búlgara (Lavandula angustifolia) y Lavandín (Lavandula hibrida). La principal diferencia la encontramos el Lavandín que es un cruce entre la Lavanda y el espliego que produce una planta más fácil de cultivar, más resistente y del que se extrae su Aceite más fácilmente. En todos los casos, el Aceite esencial se extrae mediante destilación por arrastre de vapor de las flores, produciendo un Aceite de olor muy penetrante.

Principios Activos

Entre los componentes más importantes del Aceite Esencial de Lavanda (los tres tipos)encontramos: Alcanfor, geraniol, sabineno, nerol, eucaliptol, cineol o farneseno entre otros.

Aceite Esencial Natural y/o Biológico.
Origen España.

Conservación

Los Aceites Esenciales son muy delicados para preservar todas sus propiedades sigue estos consejos.
-Conservarlos en botella de vidrio oscura, nunca de plástico ni siquiera cuando lo mezclemos con un Aceite Portador.
-Conservarlos en lugares frescos y oscuros, alejados de fuentes de calor y luz.
-Mantener el recipiente que lo contiene bien cerrado son muy volátiles. Además se perderían o modificarían sus propiedades.

Propiedades

Las propiedades del Aceite Esencial también son comunes, Equilibrador, sedante, descongestivo, antiséptico, antimicrobiano, alivia la picazón de las picaduras y mordeduras de insectos. Facilita el sueño, relaja y reduce el estrés. Es muy adecuado en el tratamiento de diversos dolores, reumáticos, tortícolis, lumbares o dolor de pies.
Buen desinfectante de heridas, arañazos, rozaduras o quemaduras. Por sus propiedades vulnerarias es muy usado en diversas enfermedades de la piel tales como: Eccemas, psoriasis o hematomas.
Aumenta el riego sanguíneo del cuero cabelludo previniendo la alopecia fortaleciendo la raíz del cabello.
Ayuda levemente a disminuir la tensión arterial y alivia casos de ansiedad y nerviosismo. Trata diversas enfermedades respiratorias como: Bronquitis, gripe o resfriados.

Forma de uso

Los Aceites Esenciales pueden aplicarse de forma tópica, oral o aérea. Existen multitud de formulaciones y recetas para su uso, pero de forma general podéis usarlos mediante esta guía. Disfruta de la Aromaterapia.

-Aplicaciones tópicas.
Normalmente diluidos en un Aceite Portador (vegetal) crema o arcilla.
Uso Corporal: 12 gotas de Aceite Esencial por cada 50 ml. de Aceite Portador, crema o arcilla.
Uso Facial: 5 gotas de Aceite Esencial por cada 50 ml. de Aceite Portador, crema o arcilla.
Las proporciones en bebes y niños a de ser reducida a la mitad.

-Aplicación en Baños Relajantes.
El agua debe estar caliente, alrededor de 30 grados.
De 8 a 12 gotas de Aceite Esencial directamente en el agua, también se puede hacer una mezcla previa con un Aceite Portador (30 ml.) y añadir al agua la cantidad que desees. Duración del baño 15-20 minutos.

-Aplicación mediante quemadores y difusores.
La aplicación es directa en el depósito de agua de tu dispositivo, con 5 u 8 gotas de Aceite Esencial es suficiente, va en función de la intensidad de aroma que desees.

-Aplicación en Pañuelos y compresas para inhalaciones.
Aplicar de 1 a 3 gotas de Aceite Esencial.

-Aplicación mediante inhalaciones.
Aplicar de 1 a 6 gotas de Aceite Esencial en agua a punto de ebullición, cubrirnos la cabeza con una toalla e inhalar durante 15 minutos lentamente, descubrirnos varias veces durante el tiempo de inhalación
Importante, no hacer inhalaciones en casos de asma.

Precauciones

Con los Aceites Esenciales debemos mantener unas precauciones básicas para no tener problemas con ellos, sigue estos consejos para disfrutar plenamente de ellos.
-Como norma general no usarlos directamente sobre la piel, siempre diluidos (normalmente con un Aceite Vegetal).
-No ingerirlos sin los consejos de un terapeuta.
-Mantenerlos alejados del alcance de los bebes y niños.
-No usarlos si está embarazada o piensa estarlo sin consultar a un especialista.
-Los Aceites Esenciales pueden provocar irritaciones de piel, especialmente en pieles sensibles, se recomiendan pruebas alérgicas antes de su uso.
-Cuidado con los ojos y no aplicar en el interior de oídos, nariz y zonas anales o genitales.
-Algunos Aceites Esenciales son fotosensibles y pueden provocar manchas o irritaciones en la piel. En este aspecto destacan los Aceites Cítricos, naranja, limón, bergamota o pomelo.
-Ante cualquier duda consultar con un profesional antes de su uso.