EMail  Contraseña 
Compartir este contenido:

Duradero poder hidratante de rostro y cuerpo
Formatos:
100 ml 14,30 €   Destacado500 ml 42,90 €  

Disponibilidad: DISPONIBLE
Aceite Vegetal de Manteca de Karité Aceite portador y facial
Envases de plástico reciclable en todos los tamaños.

Aceite Portador y Facial.

Su gran cantidad de componentes no saponificables y de ácido oleico le convierten en un gran protector solar, regenerador celular, suavizante y reestructurante.

Gracias a sus grandes cualidades dentro de la Cosmética Natural podríamos catalogarle como uno de los Mejores Aceites Vegetales

Composición

Aceite Vegetal puro de Manteca de Karité

Ingredientes

**Butyrospermum parkii butter.

**Aceite certificado por Ecocert (Organic Certification Organization)

Propiedades

Las propiedades de la Manteca de Karité

Entre las principales propiedades de la manteca de Karité destacamos las siguientes:
- Nutriente.
- Suavizante.
- Hidratante.
- Conserva la piel tersa y elástica.
- Ayuda a proteger la piel de las radiaciones UVB y UVA.

Los Principios activos presentes en la Manteca de Karité son:
- Vitamina F: Palmítico, esteárico, oleico, linolénico, linoleico.
- Antioxidantes: Vitamina E.
- Catequinas.
- Ésteres de ácidos cinámicos, absorbe la radiación ultravioleta (UV).
- Lupeol, que impide los efectos del envejecimiento.

Efectivo contra los signos de la edad, como gran reestructurante celular.
Intensas cualidades hidratantes en cabellos, rostro y cuerpo, Sus propiedades nutritivas y su alto contenido en vitamina F, ayuda a mejorar la elasticidad de la piel. Está indicada para pieles sensibles.

Trata la sequedad de los labios ocasionados por las inclemencias, hidratando y suavizándolo.

Durante el embarazo previene la aparición y la formación de estrías, durante la lactancia previene la formación de grietas en el pecho. Previene la piel del bebé por el roce de prendas de vestir o dermatitis de los pañales

En las actividades deportivas aporta una recuperación más rápida del músculo mejorando el drenaje y la eliminación de toxinas.

Protege el cabello del daño solar, al ejercer u efecto protector y regenerador de este, restaurando la estructura capilar, aportando brillo, suavidad y volumen.

Es un excelente protector solar del cuerpo y el cabello, alargando el bronceado de forma natural y dando a la piel un brillo natural. Protege de los rayos nocivos.

Curiosidades:
La Vitamina F son los ácidos grasos esenciales, es el nombre que se le da al conjunto de ácidos grasos insaturados (la serie omega 3 y omega 6) y son muy importantes para nuestro cuerpo. Nuestro sistema no tiene la capacidad de sintetizarlos y hay que aportarlos mediante la dieta o productos como la Manteca de Karité.

Forma de uso

Solo para uso externo. Aplicación directa sobre la piel.

Niños y bebés
Aplicar directamente por todo su cuerpo (húmedo o seco) con un masaje suave, retirar el sobrante con una toalla húmeda. En escoceduras, rojeces, granitos, etc., se debe aplicar directamente.

Embarazadas
Mezclado con Aceite de Argán o de Rosa Mosqueta. Aplicarlo después del baño, sobre la piel húmeda, haciendo masajes en círculo en esas zonas dónde es más fácil que se estríe.

Para suavizar zonas ásperas
Talones, codos y rodillas. Aplica directamente la Manteca de Karité.

Uñas
Sumergir durante 10 minutos los dedos en La Manteca de Karité tibio.

Pestañas
Para fortalecer las pestañas aplicar con un disco de algodón una pequeña cantidad de La Manteca de Karité y aplicar con mucho cuidado sobre las pestañas superiores e inferiores dejar toda la noche. Hidrata y regenera de forma natural.

Para el cuerpo
La Manteca de Karité se puede usar directamente sobre la piel como aceite de cuerpo o como humectante facial. Se usa en su estado puro o se puede mezclar con otros aceites que requieren diluirse como rosa mosqueta, argán, germen de trigo, borraja etc.
Aceite corporal, 100 ml de Manteca de Karité con 40 gotas de aceite esencial.

Para el rostro
La Manteca de Karité se puede usar sobre la piel contra las arrugas. Para tratamientos de todas las pieles usar en su estado puro o se puede mezclar con otros aceites.
Aceite facial, 30 ml de Manteca de Karité con 10 gotas de aceite esencial.

Mascarilla capilar
Cubre tu cabello con Manteca de Karité, masajea para que penetre en el. Humedece una toalla con agua caliente y cubre el cabello durante 15 minutos. Lavar el cabello. Hacer el tratamiento una vez a la semana.

Precauciones

Uso tópico.
Evita el contacto directo con los ojos.
Mantener fuera del alcance de niños.
No usar en caso de alergia. Comprobar reacción antes de utilizarlo.
Mantener alejado del calor y la luz del sol.
Ante cualquier duda de uso consultar a un especialista.
Mantener bien cerrado el envase tras su uso.