EMail  Contraseña 
Compartir este contenido:

Aceite de Hipérico, calmante y suavizante
Formatos:
60 ml 11,80 €   150 ml 22,00 €   500 ml 55,00 €   Destacado1000 ml 82,00 €  

Disponibilidad: DISPONIBLE
Aceite Vegetal de Hipérico Aceite portador y facial

Envases de vidrio reciclable con tapón obturador en todos los tamaños.

Desde siempre el Aceite de Hipérico ha sido utilizado para aliviar y regenerar la piel de quemaduras, cortes, golpes, y picaduras. Es un excelente regenerador celular indicado para pieles enrojecidas y castigadas, así como para pieles sensibles y delicadas. El Aceite de Hipérico cuida, aporta firmeza y suavidad a la piel mejorando su elasticidad. Este aceite se produce mediante la maceración de las flores de Hipérico en un aceite, en este caso Aceite de Oliva puro.

Composición

Aceite Vegetal 100% puro de Oliva y Flor de Hipérico.

Ingredientes

*Olea Oil and hypericum perforatum flower

*Aceite 100% natural. Certificado por CCPAE (Consell Catalá de la producción Agraria Ecológica

Propiedades

Los principios activos que se atribuyen al Aceite de Hipérico o Hierba de San Juan son innumerables, sus beneficios a nivel terapéutico como dentro de la Cosmética Natural. Entre los más destacados:
Flavonoides, ácido ascórbico, cineol, pineno, taninos, limoneno...
Diantronas. Entre las cuales se encuentran las naftodiantronas, hipericina y pseudohipericina.

Componentes químicamente muy estables, sobre todo frente a la oxidación.
Flavonoides. Fundamentalmente el rutósido, hiperósido, quercitrina, isoquercitrina, kaemferol y cerquetina.
Su Aceite Esencial compuesto por hidrocarburos alifáticos es rico en alfapineno y otros monoterpenos y sesquiterpenos.
Taninos, concentrados sobretodo en la flor.
Triterpenos, carotenos y esteroides

Por sus propiedades astringentes, antiinflamatorias, antisépticas, cicatrizantes, anestésicas y bactericidas, se recomienda su uso para el tratamiento contra el ACNÉ pues reduce la producción excesiva de grasa y ayuda a cicatrizar las espinillas, al mismo tiempo que evita su infección.

Los ácidos grasos hiperoxigenados que poseen son muy útiles en la prevención de ulceras por presión que se producen en personas postradas en cama o inmovilizadas en sillas por problemas de toda índole que les impiden desarrollar sus actividades de la vida diaria normalmente.

El Aceite de Hipérico es un activador de la regeneración celular que mejora el aspecto de las cicatrices recientes. Al aplicarse sobre las heridas modera la reacción inflamatoria en los tejidos que rodean la contusión, tiene efecto anestésico local, por lo que calma el dolor en forma suave, es antiséptico.

El Aceite de Hipérico aplicado tras las picaduras de insecto, reduce el dolor y la hinchazón y regenera rápidamente las membranas celulares que constituyen la piel de la zona afectada.

Su acción su acción anti inflamatoria con su riqueza en taninos ayuda a evitar la hinchazón de los hematomas. Reduce los efectos de las quemaduras, tanto solares como provocadas por objetos calientes, reduciendo el dolor, evitando la aparición de ampollas y regenerando rápidamente la piel de la zona afectada.

El Aceite de Hipérico se está utilizando para regenerar la piel y prevenir los efectos anti envejecimiento. Ayuda a proteger la epidermis manteniéndola en buen estado gracias a su cualidad protectora, emoliente y regeneradora. La vitamina E le proporciona la capacidad de actuar contra los radicales libres.

En pieles con psoriasis, dermatitis atópica, eccemas... El Aceite de Hipérico calma el picor, reduce la rojez, y mejora la descamación de la piel, dejándola visiblemente más hidratada, suave y calmada.

Tiene propiedades calmantes para los problemas circulatorios periféricos (varices y hemorroides).

Calma los nervios y evita efectos secundarios en el organismo, como pueden ser las palpitaciones, espasmos y otros dolores indeterminados.

Forma de uso

El Aceite de Hipérico se puede aplicar directamente sobre la piel, pero es un gran Aceite portador en el tratamiento de algunas dolencias.

Aplicar después de la ducha con la piel ligeramente húmeda, para secar con la toalla dando golpecitos, sin arrastrar el aceite.
Quemaduras, heridas, rozaduras por sudor, moratones, picaduras de insectos. Aplicar un poco de aceite sobre la superficie afectada de la piel. En el caso de quemaduras solares, aplicarlo durante la noche, protegiendo la zona de la quemadura y evitar aplicarlo si vamos a estar expuestos al sol (aceite fotosensible).

Dolores musculares, torceduras. Realizar friegas con aceite de hipérico, aplicar un vendaje ligero y dejarlo actuar unas horas.

Llagas o heridas por falta de movilidad. Aplicar directamente.

Piel seca, arrugas. Aplicar durante la noche en el rostro.

Sedativo
Baños calientes de asiento, de pies o completo. Verter unas gotas en el agua (aumentar o disminuir según necesidad).

Hemorroides
Aplicar un poco de aceite en la zona y dejar actuar.

Varices
Podemos hacer unas friegas suaves.

El Aceite de Hipérico puede ser potenciado con Aceites Esenciales, os facilitamos algunos remedios.

-Contra varices y hemorroides diluir en 50 ml. de Aceite de Hipérico 20 gotas de Aceite Esencial de Romero o Ciprés.
-Contra heridas o problemas de acné diluir en 50 ml. de Aceite de Hipérico 20 gotas de Aceite Esencial de Árbol de Te.

Precauciones

Uso tópico.
El Aceite de Hipérico no es bebible.
Evita el contacto directo con los ojos.
Mantener fuera del alcance de niños.
No usar en caso de alergia. Comprobar reacción antes de utilizarlo.
Mantener alejado del calor y la luz del sol.
Ante cualquier duda de uso consultar a un especialista.
Mantener bien cerrado el envase tras su uso.
Este aceite es foto sensible. No aplicar si se va a estar expuesto al sol.
Agitar antes de su uso.
No usar sobre heridas si hay infección.