EMail  Contraseña 
Compartir este contenido:

Anti inflamatorio y anti celulítico. Tamaños de 17 y 30 ml. con cuenta gotas. Tamaño 60 ml. con obturador goteador.
Formatos:
Destacado17 ml 11,50 €   30 ml 18,30 €   60 ml 32,95 €  

Disponibilidad: DISPONIBLE
La planta del Lemongras (Cymbppogon citratus) es originaria de las zonas tropicales de Asia, es conocida por muchos nombres según el país al que nos limitemos, limonaria, hierbaluisa, zacate limón...... su Aceite esencial se extrae de la destilación por arrastre de vapor de las hojas de la planta, y su aroma es fresco y cítrico, es curioso sin embargo que la planta en sí, desprenda un olor a hierba, de ahí su nombre.
Esta planta típica de la medicina ayurvédica India, no se limita solo a su faceta medicinal, su uso también ha llegado a la cocina, principalmente India, vietnamita y tailandesa, en fin estamos ante una planta de múltiples facetas y todas sorprendentes.

Principios Activos

Los principales componentes que nos brinda el Aceite esencial de Lemongras figuran: Mirceno, citral, linalol, farnesol, citronelol y geraniol entre otros muchos.

Aceite Esencial Natural y/o Biológico.
Origen India.

Conservación

Los Aceites Esenciales son muy delicados para preservar todas sus propiedades sigue estos consejos.
-Conservarlos en botella de vidrio oscura, nunca de plástico ni siquiera cuando lo mezclemos con un Aceite Portador.
-Conservarlos en lugares frescos y oscuros, alejados de fuentes de calor y luz.
-Mantener el recipiente que lo contiene bien cerrado son muy volátiles. Además se perderían o modificarían sus propiedades.

Propiedades

Sus propiedades antiinflamatorias, vasodilatadoras, reafirmantes, sedativas o anti celulíticas nos dan muestras de su poder, pero no se queda ahí. Sus propiedades antipiréticas combaten estados febriles, las sedativas combaten los estados de estrés o nervios. Aclara la mente y combate los dolores de cabeza o migrañas.
Es muy utilizado en formulaciones cosméticas, en las pieles grasas combate los desequilibrios seborreicos, abriendo los poros y frenando los casos de excesiva transpiración. Es antimicrobiano y antifúngico tratando diversos problemas como puede ser el pie de atleta.
Como comentamos al principio, por sus propiedades reafirmantes, tonifica los tejidos y los ayuda a recuperar el tono muscular, activa la circulación sanguínea y reduce los dolores musculares.

Forma de uso

Los Aceites Esenciales pueden aplicarse de forma tópica, oral o aérea. Existen multitud de formulaciones y recetas para su uso, pero de forma general podéis usarlos mediante esta guía. Disfruta de la Aromaterapia.

-Aplicaciones tópicas.
Normalmente diluidos en un Aceite Portador (vegetal) crema o arcilla.
Uso Corporal: 12 gotas de Aceite Esencial por cada 50 ml. de Aceite Portador, crema o arcilla.
Uso Facial: 5 gotas de Aceite Esencial por cada 50 ml. de Aceite Portador, crema o arcilla.
Las proporciones en bebes y niños a de ser reducida a la mitad.

-Aplicación en Baños Relajantes.
El agua debe estar caliente, alrededor de 30 grados.
De 8 a 12 gotas de Aceite Esencial directamente en el agua, también se puede hacer una mezcla previa con un Aceite Portador (30 ml.) y añadir al agua la cantidad que desees. Duración del baño 15-20 minutos.

-Aplicación mediante quemadores y difusores.
La aplicación es directa en el depósito de agua de tu dispositivo, con 5 u 8 gotas de Aceite Esencial es suficiente, va en función de la intensidad de aroma que desees.

-Aplicación en Pañuelos y compresas para inhalaciones.
Aplicar de 1 a 3 gotas de Aceite Esencial.

-Aplicación mediante inhalaciones.
Aplicar de 1 a 6 gotas de Aceite Esencial en agua a punto de ebullición, cubrirnos la cabeza con una toalla e inhalar durante 15 minutos lentamente, descubrirnos varias veces durante el tiempo de inhalación
Importante, no hacer inhalaciones en casos de asma.

Precauciones

Con los Aceites Esenciales debemos mantener unas precauciones básicas para no tener problemas con ellos, sigue estos consejos para disfrutar plenamente de ellos.
-Como norma general no usarlos directamente sobre la piel, siempre diluidos (normalmente con un Aceite Vegetal).
-No ingerirlos sin los consejos de un terapeuta.
-Mantenerlos alejados del alcance de los bebes y niños.
-No usarlos si está embarazada o piensa estarlo sin consultar a un especialista.
-Los Aceites Esenciales pueden provocar irritaciones de piel, especialmente en pieles sensibles, se recomiendan pruebas alérgicas antes de su uso.
-Cuidado con los ojos y no aplicar en el interior de oídos, nariz y zonas anales o genitales.
-Algunos Aceites Esenciales son fotosensibles y pueden provocar manchas o irritaciones en la piel. En este aspecto destacan los Aceites Cítricos, naranja, limón, bergamota o pomelo.
-Ante cualquier duda consultar con un profesional antes de su uso.